martes, 8 de agosto de 2017

LA PROMESA



                                       LA PROMESA

                                                              A Daniel Musciatti



-¿Así que es escritor?- el hombre acomodaba un marco de aluminio  de un metro por un metro mientras le hablaba.

Cuatro semanas llevaba intentando escribir el relato que le había prometido.

-Entonces, seguramente, va a crear una historia sobre mí- agregó el fabricante mientras atornillaba la reja a la abertura.

-Aquella mañana-escribió él– al recibir el pedido del aluminio…-no, no servía.

-Cuando le encargaron aquella extraña puerta…- no, tampoco.

Tomó el papel con cien, mil, un millón de tachaduras, lo hizo un bollo y lo arrojó a través de la ventana que el mismo hombre había creado para él. No vio el giro que ésta dio en el aire. No vio su pirueta antes que emprendiera el vuelo, luego de transformarse en mariposa.


2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

cuánto romance encierran tus palabras

Alejandro Guarino dijo...

Me alegra que así lo sienta, Recomenzar. Un gran saludo !!!!