jueves, 28 de enero de 2016

ADENTRO DE UN CASTILLO

                           ADENTRO DE UN CASTILLO

Siempre me traigo a la pieza
un trocito de carbón
porque, adentro de un castillo,
tengo durmiendo un dragón

Es suave como peluche
pero mas fuerte que un león
y es, volando por los aires,
lo que se dice, un campeón

Cuando toco mi guitarra
le susurro una canción
aunque él pide, solamente,
discos de los Rolling Stones

No me acompaña a la escuela
porque es medio remolón
y, si lo encuentra la seño,
me lo manda a dirección

Cuando la luna es de espuma
y las nubes de algodón
me sube sobre su lomo
y se transforma en mi avión

y, cuando estoy algo triste,
se me arrima, mi dragón,
y con su llama azulcita

me calienta el corazón