viernes, 25 de septiembre de 2015

FRUTO PROHIBIDO



                                                    FRUTO PROHIBIDO

Y fue así que, el Señor, expulsó a Adán  y a Eva del paraíso. Habían saboreado el fruto del árbol prohibido, es decir,  se habían comportado tal cual, él, lo había calculado.

Sabía que, a partir de ese instante, solo la manzana podría otorgarles esa sensación, inigualable, de placer y éxtasis y su único provededor, era él.