jueves, 7 de mayo de 2015

O.L.X.

                                           
                                                                O.L.X.

Doscientas setenta y tres personas respondieron a mi anuncio ese día. Doscientos setenta y tres seres humanos contestaron a mi oferta por el medio mas visitado para comprar y vender cosas a través de internet. Doscientas setenta y tres.
Ferraris, Mecedes, viajes por el mundo, una vida de aventuras por el caribe, atravesando lugares, jamás visitados por ser humano alguno. Una mansión en una Villa de Marsella. La noche de pasión mas lujuriosa jamás soñada. Hasta el mismo demonio, proponiéndome un sitio a su lado para dominar el mundo, habían respondido al anuncio en el cual mi alma se ponía a la venta. Doscientas setenta y tres personas y un demonio, y nadie ofreció los cincuenta y dos pesos que necesitaba para comprar esa maldita garrafa de gas que tanto necesitaba.