viernes, 1 de agosto de 2014

EVOLUCION


No sé si puedo permitirme decir que tengo el orgullo, pero si, estoy contento. Éste relato forma parte del libro de los 300 finalistas del III concurso internacional de microrrelatos, organizado por la Fundción César Egido Serrano, 300 finalistas elegidos entre 22571 participantes de todo el mundo, entre los cuales tuve la suerte de ser elegido. Quiero compartir ésto que no sé como denominarlo, con las 22271 personas que no tuvieron mi misma fortuna y decirles que no le aflojen, que son 100000 intentos los que tiene una vida (mucho mas que las 7 vidas de un gato) y quedan muchos por gastar, Masticar broncas, impotencias, insultos de los estúpidos, escupirlos y mezclarlos con las lágrimas. De ellos sale un barro con el que se construye algo que se llama poesía. Un abrazo a todos.                                 

 
                                                    EVOLUCION

Sabido es que, cuando los hombres desaparecieron de la faz de la tierra, los dinosaurios retornaron para volver a ejercer su reinado. Pero esta vez, el planeta era testigo de una especie mas evolucionada, capaz de convivir en comunidades, transformar las materias primas en productos elaborados, realizar intercambios por medio del trueque y cultivar las ciencias y las artes. Prueba de ello son las ruinas de los edificios que habitaron, artesanías, cuadros, esculturas y hasta un pequeño texto en el que reza “Cuando despertó, Monterroso todavía estaba allí”