lunes, 9 de junio de 2014

LA CARNADA

                                                      LA CARNADA

¿Quién enganchó el anzuelo en el cuerpo de la sirena?. ¿Quién, en la boca de color coral, suave y aleteante como una medusa?
¿Que usaron de carnada?. ¿Cómo saber cual es la dieta de una sirena?. Una silueta así se alimenta de algas o de plancton, como la ballena, la ballena azul que vienen siguiendo desde hace meses, la ballena azul que devora las naves de un solo bocado y escupe a los marinos mediomuertos por el surtidor que fluye de su bravo lomo. 
Si hubieran arrojado una botella de perfume o un collar de perlas, eso hubiera sido mas lógico que la atrajera, pero no el esturión de metro y medio de largo donde quedó atrapada su dentadura de espuma. 
La luna refleja mil luces contra su vestido de escamas que se revuelca sobre cubierta. Los marinos tratan de desengancharle el anzuelo para devolverla al mar. Es hermosa. Treinta hombres duros sueñan con esa hembra nacida del misterio y la soledad de las profundidades. Nadie mas que ellos, esculpidos sus rostros por el sol ardiente y la sal, tiene derecho sobre ella. Ella, que atrae la atención de la tripulación desesperada por desembarazarla del gancho. Ella, que lanza un chillido agudo que perfora los tímpanos cuando advierte que nadie está en el arpón. Ella, que, sin ayuda, se quita la trampa enclavada en su boca para saltar al agua en el mismo momento en que la ballena abre su boca gigante y el barco desaparece dentro del túnel azul. Ella, que monta al mamífero añil como una Walkiria de los mares y se aleja, en busca de otra nave donde pueda volver a ser carnada.