sábado, 31 de mayo de 2014

LA GRAN ILUSIÓN

                                                  LA GRAN ILUSIÓN

Todo el mundo cree en los escritores, y eso es bueno. Pensar que alguien toma su lápiz y enfrenta el abismo de la página en blanco concibiendo magia, horror o belleza, nos hace pensar que éste mundo puede, acaso, llegar a tener una esperanza. 
Lo que nadie sabe (salvo los argumentistas mismos), es que todas las historias, todos los poemas, están escondidos en las láminas nevadas. Solo hace falta saber en qué punto de esa hoja está la llave que abre su universo. Introducir el vértice del grafito o el lapicero, girarlo y esperar a que la carilla se nos abra de par en par develando su misterio. Pero es mejor dejarlo así. Al fin y al cabo la vida es también un gran folio pálido y el hecho de saber que no trazamos el camino sino que dimos con el punto donde está la cerradura secreta, no me parece que haga feliz a nadie.