lunes, 14 de abril de 2014

BANG BIG



                                          BANG BIG

Primero fue una gota impactando contra el suelo. Un estallido ensordecedor ocupando cada rincón del planeta. Un misil de millones de milimilímetros cúbicos de agua pura, fresca, creadora, dando a luz un microocéano sorprendido.
Después se le sumó otra, y otra. Un ejército de átomos de hidrógeno y oxígeno estáticos, suspendidos en el infinito, siendo atropellados por aquel planeta desbocado, recorriendo el cosmos a una velocidad desesperada, en busca de su destino.