domingo, 30 de noviembre de 2014

PEREZ

                                                                    PEREZ

Perez es igual a un personaje de Quino. 
Podría pensar que, en algún momento, Perez pasó delante de Quino y éste le inspiró para su personaje, pero éste personaje de Quino, en el que pienso, debe haber sido dibujado hace unos veinte años y, a Perez, lo ví hoy, y hoy me pareció que era ese personaje de Quino de hace veinte años. 
Lo cierto es que, ésta mañana, cuando lo ví pasar a Pérez, el viento le arrebató el paraguas de las manos y, mientras trataba de recuperarlo, Perez se deshizo en una mancha de tinta.

viernes, 28 de noviembre de 2014

A TRAVÉS DE LAS MIRADAS

                                                  A TRAVÉS DE LAS MIRADAS 

Existo a través de las miradas. 
Muchas veces, estoy en algún lugar, sin deseos de ser visto y, sin embargo, me corporizo cuando alguien que me conoce o cree reconocerme, me divisa. Entonces, debo admitirme como yo y ser uno mas entre la muchedumbre. 
Otras, y, a pesar de tener muchos deseos de ser, las miradas me atraviesan o, simplemente, me refractan, negando mi existencia. No obstante ello, yo no me entristezco, sé que, esos días, mi imagen há sido secuestrada por tus ojos.

lunes, 24 de noviembre de 2014

LIBRE ALBEDRÍO

                                                   LIBRE ALBEDRÍO

Harto ya de ser el cancerbero de las almas obtenidas a través de sus pactos, cierto día, Mefistófeles decidió liberarlas para, así él, conseguir su propia emancipación, cosa que jamás pudo lograr, ya que  fueron ellas las que escogieron seguir siendo, eternamente, sus esclavas.

viernes, 21 de noviembre de 2014

EL SEÑOR EMPÁTICO

                                                  EL SEÑOR EMPÁTICO 

El señor empático se pone en el lugar de los otros. 
Pasa por una obra en construcción y levanta una pared hermosa que servirá de refugio para alguien, en el futuro, y percibe el placer de la persona que habitará esa casa. Frente a una clínica, opera dos hernias, amputa una pierna y atiende un parto. Experimenta la ansiedad de los los familiares y amigos que aguardan en la sala de espera, la alegría de un recuperado, se retuerce por el dolor sufrido por un enfermo terminal. 
Al cruzarse con una pareja, siente en sus labios la humedad de los labios de ella y se ruboriza un poco por sus propios pensamientos. 
Su estómago hace ruido cuando un niño mendigo se le acerca, revisa la tabla del nueve al colocarse detrás de un profesor de matemáticas, en la fila para cruzar la calle. Siente apatía por el mundo cuando tropieza con un egoísta. 
El señor empático evita pararse frente a los espejos. A veces le producen demasiadas emociones juntas. Otras, ninguna. 
Entonces, sigue su camino en busca de otras gentes, mas cercanas, mas lógicas y, por lo tanto, mucho mas fáciles de comprender.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

VISIÓN DE FUTURO

                                             VISIÓN DE FUTURO 

-¿Y qué piensas ser el día de mañana?- preguntó el anciano y feroz tiranosaurio al pequeño tiranosaurito.
-Petróleo-, contestó éste.

domingo, 16 de noviembre de 2014

COMO SU NOMBRE

                                               COMO SU NOMBRE 

Nieves sonrió y sus labios fueron una línea de sangre atravesando su rostro albo. Él no sabía por qué,  ese corazón, al que amaba, era frío como su nombre, pero, esperaría toda una vida, si fuera necesario, para conquistar su beso. Cuando ese día llegó, ella fue un alúd cubriendo su cuerpo y fue cristales pegando contra su rostro y, entre sus brazos, se convirtió en agua.

lunes, 3 de noviembre de 2014

LOS HILOS DEL TITIRITERO



                                   LOS HILOS DEL TITIRITERO

 Cómo se crea un héroe? Forjando su materia a hierro y fuego. Amasando toneladas de oscuridad con, apenas, una pizca de luz. Leyéndole, desde su cuna, historias fantásticas de seres abominables, que, ni siquiera, el mal puede definirlos. Seres que fueron expulsados del infierno porque provocaban el espanto del mismo Asmodeo. Historias  de dioses o semidioses capaces de enfrentarlos, solo, con lo que la naturaleza, los astros o la mitología les hubo provisto, mas eso que, únicamente, puede nacer desde lo mas profundo, cuando la desesperación, la impotencia o la venganza acucian.
Nadie desea que su hijo sea un héroe. Someterlo a los padecimientos que, una vida así, demanda. Un padre anhela ver a su niño feliz corretear por el parque, salir de la escuela, compartir sus logros, crecer, formar una familia. Como la familia Ortega, como los Smith, como los Pinkels, como los Wayne, que salen del cine comentando la película que, tanto, habían deseado ver, que no esperan encontrarse con el hombre de sobretodo y sombrero que les apunta con su arma pidiéndoles el dinero. El hombre que no comprende por qué ese, al que le está robando, se quiebra sobre sus rodillas con una mancha roja en el pecho ante el grito del niño. El hombre que trata de explicarle, a la mujer, que no disparó, tomándola de su collar de perlas que se desgrana entre sus manos cuando ella, también, cae hacia atrás impulsada por otro proyectil que acaba de impactarle. El hombre que sale corriendo y se pierde entre las sombras. Las mismas sombras que dan asilo al otro hombre de cuya arma, sí, sale humo. El otro hombre, el alto, el del pelo canoso, el que, una vez mas, confirma la teoría de que el asesino, siempre, es el mayordomo, que se pierde en otra dirección, seguro ya de que, ese héroe que, él había soñado crear un día, acaba de nacer