miércoles, 11 de diciembre de 2013

POR VOLUNTAD DE...

                                         POR VOLUNTAD DE...

-Es voluntad de ella
-No puede ser voluntad de una madre entregar a su hijo recién nacido
-Te digo que es así, que ella lo prefiere de esa manera
-Pero, no es justo
-Vos agarrálo
-Es hermoso!!!
-Dale llevalo que ellos no deben enterarse
-Pero, ¿cómo?, no saben que su hijo nació muerto?
-Ni lo van a saber. Juan secuestró el cuerpito inerte apenas se dió cuenta, por eso tenés que apurarte y completar el cambio, los pibes son todos parecidos, los destinos no, y nosotros tenemos que encargarnos que ese destino se cumpla
-¿Tan importante es?
-Tan importante. Ninguno de los dos debe enterarse de la verdad, ni María, ni José.
-¿Lo llevo entonces?
-Esperá, 
-¿Qué te pasa ahora?
-Dejame que lo mire, dejame que lo acaricie, dejáme que se lo diga aunque no me comprenda -"perdonáme pibe, por favor, perdonáme"