martes, 10 de septiembre de 2013

FRIO

                                                                          FRIO

Realmente, quien piense que un fantasma puede no tener frío está muy equivocado, es mas, no solo tenemos frío en las gélidas noches de invierno, el verano, con sus tórridas temperaturas, no nos provee ni el menor indicio de calor. 

Estufas, fogatas, incendios, son inútiles. Dicen que en el infierno uno puede estar bien a gusto, y que en el cielo, a pesar de no haber brasas ni llamas, la temperatura también es ideal, pero nosotros elegimos ser fantasmas, hechar todo el tiempo vapor de nuestras bocas, congelar lo que a nuestra presencia se aproxime, pero no nos importa, porque seremos fantasmas en tanto alguien nos recuerde, seremos, para y por ellos,  sombras deambulando por los pasillos, tañidos de campanas, crujidos en la noche . 
Cuando el olvido nos alcance, entonces, seremos nada. Mientras tanto, a quién puede importarle un poco de frío si sabe que ocupa un lugar en la memoria de la persona amada ? .