martes, 10 de septiembre de 2013

FRIO

                                                                          FRIO

Realmente, quien piense que un fantasma puede no tener frío está muy equivocado, es mas, no solo tenemos frío en las gélidas noches de invierno, el verano, con sus tórridas temperaturas, no nos provee ni el menor indicio de calor. 

Estufas, fogatas, incendios, son inútiles. Dicen que en el infierno uno puede estar bien a gusto, y que en el cielo, a pesar de no haber brasas ni llamas, la temperatura también es ideal, pero nosotros elegimos ser fantasmas, hechar todo el tiempo vapor de nuestras bocas, congelar lo que a nuestra presencia se aproxime, pero no nos importa, porque seremos fantasmas en tanto alguien nos recuerde, seremos, para y por ellos,  sombras deambulando por los pasillos, tañidos de campanas, crujidos en la noche . 
Cuando el olvido nos alcance, entonces, seremos nada. Mientras tanto, a quién puede importarle un poco de frío si sabe que ocupa un lugar en la memoria de la persona amada ? .

sábado, 7 de septiembre de 2013

FINAL DEL RECORRIDO

                                                FINAL DEL RECORRIDO 

Pardel corrió las cortinas de la ventanilla del colectivo. Las luces de la ciudad corrían en sentido contrario al vehículo alejándolo de su punto de partida. Miró su reloj. Las nueve y cinco. Diez minutos mas y el micro se detendría en la terminal, él descendería lentamente, saludaría al chofer y, éste, cerraría la portezuela para ir a tomar un café  antes de iniciar su próxima vuelta. Pardel caminaría un rato frente a los negocios de la parada hasta llegar al kiosco y entraría a comprar un paquete de parliaments, diría un par de chistes tontos y ella  sonreiría tímida y suavemente. La saludaría y, ya fuera del apeadero, abriría el paquete de cigarrillos, encendería uno y arrojaría el resto del atado en el cesto de Santa Fe y Cafferata. 

El transporte llegó a destino. Pardel se incorporó de su asiento y saludó al chofer antes de descender del carruaje metálico. No había mucha gente en el lugar. Se desplazó, casi, imperceptiblemente frente a las vidrieras antes de detenerse frente al kiosco. Transcurrió un rato antes que el dueño del local lindante, que lo observaba desde el umbral de la puerta de su negocio le hablara -¡¡¡país de mierda..!!!.-dijo- no dura nada acá-. 
Pardel no contestó. Se acercó hasta la puerta del kiosco y tocó con las yemas de sus dedos el cristal donde, del lado de adentro, estaba el cartel que decía "en venta". 
Se marchó sin decir nada -tal vez- pensó - ya sea hora de dejar de fumar. 

domingo, 1 de septiembre de 2013

VERDADES VERDADERAS

                                                          VERDADES VERDADERAS

Existen algunas verdades que nos llegan desde tiempos tan inmemoriales que sus orígenes se sumergen en  las profundidades de los mas oscuros mares. 
Verdades que nos aterran y, por lo tanto, tratamos de negar o demorar su llegada hasta nosotros hasta las últimas consecuencias, puesto que no somos ignorantes de que, al enterarnos de ellas, nos golpearán como el mas terrible de los masazos del dios Thor. 
¿Quién pronunció esa sentencia terrible por primer vez?
Se dice que en el momento del nacimiento en Belén, los mas apremiados por ver al mesías eran Gaspar, Melchor y Baltasar. Se dice también que María se sonrojó al verlos alrededor del pesebre mientras José se retiró del lugar apesadumbrado y en silencio y, los tres primeros, se alborozaron como ninguno al ver al recién avenido. 
Se dice, también, que, en ese instante, alguien de los presentes murmuró una de las verdades que mas daño ha causado a la humanidad y que se seguirá repitiendo por los tiempos de los tiempos - los reyes magos... son los padres-.